Tipos de pobreza

La pobreza es una forma de vida que se da en los individuos que por distintos motivos no tienen los suficientes recursos como para saciar las necesidades fundamentales. Se centra en arrebatar los derechos económicos, lo que deriva en un obstáculo para desarrollarse como individuo y tener los elementos básicos imprescindibles para vivir como ropa, hogar, agua potable y alimentos.

También afecta al acceso a la educación, al trabajo, a la asistencia sanitaria y a la tolerancia en la sociedad, aunque para ciertas personas este término denominado pobreza es relativo, por ejemplo, para algunos la vestimenta es un lujo. La pobreza sucede en los países subdesarrollados pero no hay que olvidar que algunos países desarrollados también lo padecen en cierta manera.

Para profundizar más en el tema es necesario exponer cuáles son los diferentes tipos de pobreza.

La pobreza se centra en la falta de las necesidades básicas

Pobreza rural

La pobreza rural ocurre en el momento en el que se verifica que la mejora económica no sucede igual en la zonal rural que en la urbana. De este modo, el desarrollo positivo y sostenible con el paso del tiempo de los indicadores económicos, como por ejemplo el PIB per cápita, no tiene un impacto equitativo en la sociedad.

Pobreza urbana

La pobreza también existe en aquellas poblaciones con más de 2.500 personas, consideradas urbanas, y ocurre cuando hay un flujo continuo de movimiento de población entre el campo y la ciudad al decidir dejar el lugar de residencia. Las viviendas de los inmigrantes siempre suelen ser de ingresos más reducidos, por eso se desencadena la pobreza urbana.

Pobreza relativa

La pobreza relativa se refiere a las naciones en las que hay una parte que es inestable, limitada y pobre y otra parte en la que no ocurre eso, por eso se da en sitios que el gobierno ha decidido discriminar o donde no se han puesto unas normas para luchar contra el mal.

Pobreza material

La pobreza material nace en aquellos países donde hay un nivel de exclusión social mínimo y las personas que lo sufren tienen otros añadidos como la falta de enseñanza, la falta de instrucción elemental, la escasez laboral y la desemejanza de la renta. Por desgracia, todo esto conlleva a un estilo de vida en el que cada vez hay un incremento mayor de violencia social realizado por distintas personas o incluso por la comunidad.

Pobreza estructural

Se conoce como pobreza estructural a aquella que perjudica de forma negativa a la calidad de vida de un determinado grupo de población, de manera que se dan distintas clases sociales estructuradas de una forma desigual. Hay varios factores que permiten valorar el grado de este tipo de pobreza: la seguridad a nivel social, el nivel de participación que los ciudadanos tienen en cuestiones políticas y sociales, el empobrecimiento de forma continuada y sostenida en el tiempo, etc.

Pobreza infantil

Por último, la pobreza de un país afecta sobre todo a la salud, la educación, el desarrollo emocional y de comportamiento de los más pequeños, denominando así a la pobreza infantil.

Por eso, la diferencia que se da entre las distintas familias necesitadas hace efecto en este tipo de pobreza porque las consecuencias se implantan desde una edad demasiado prematura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *