Tipos de acero

¿Cómo se puede definir el acero? Se trata de un metal que surge de la aleación de hierro con pequeñas cantidades de carbono en las que el contenido de carbono en disolución sólida en el hierro está por debajo del 2,1% y, al poder trabajar con el en caliente, hace que sea resistente y elástico. A su vez está conformado por otros elementos químicos aleantes como el níquel, silicio, cromo, cobalto y vanadio, entre otros.

Gracias a sus propiedades y a poder contraerse, expandirse o fundirse, el acero se puede utilizar en distintos ámbitos, sobre todo en el automotriz y la edificación, además de crear múltiples herramientas y lograr unos hilos delgados conocidos alambres.

Hay diversos tipos de acero y en este artículo explicamos algunos de los más conocidos en la sociedad.

El acero es la aleación de hierro y carbono que consigue una gran dureza y elasticidad

Acero puro

El acero puro es el acero básico y está formado por hierro y un porcentaje de carbono que ronda entre el 0,3% y el 2,14%. Cuantas más partículas de carbono tiene en su composición, la resistencia del mismo es mucho mayor, aunque cabe añadir que la ductilidad se ve perjudicada. En otras palabras, pierde plasticidad, con lo que este metal se convierte en más rompible, con lo que no interesa en ciertas construcciones, por ejemplo, un puente.

Acero autopatinable

Al acero autopatinable también se conoce como Cor-ten, y su composición química es de acero con níquel, cobre, fósforo y cromo, con lo que su oxidación posee unas particularidades que protegen la pieza frente a la corrosión atmosférica.

Normalmente se emplea en las cribadoras, tuberías y depósitos de agua y tolvas, además de fachadas de edificios, hormigoneras, vagones de ferrocarril y palas excavadoras.

Acero inoxidable

El acero inoxidable se consigue con una aleación de acero con un mínimo del 10% al 12% de cromo contenido en masa, que es lo que le permite resistencia en condiciones de humedad. El cromo es el que se comporta como una capa protectora de los agentes del exterior, entonces es normal que evite que el oxígeno llegue al núcleo del acero.

Acero laminado

El acero laminado se consigue mediante un proceso en el que se tienen que calentar los lingotes de acero fundido para que se puedan deformar y así estirar mediante un proceso en una cadena de cilindros a presión llamado tren de laminación.

Acero corrugado

El acero corrugado, varilla corrugada o tetracero es un tipo de acero laminado que presenta resaltos o corrugas para mejorar la adherencia con el hormigón armado, dotándole de una alta capacidad de deformación antes de que se quiebre.

Acero quirúrgico

El acero quirúrgico se convierte en un producto noble, fuerte, inmutable, estable y resistente a la corrosión.

Este tipo de acero está formado por una aleación de cromo (12–20%), molibdeno (0,2–3%) y a veces níquel (8–12%), y se ve como el oro blanco o el platino. Se utiliza para la fabricación de joyas y elementos que están vinculados con el ámbito quirúrgico, tales como bisturí, pinzas y tijeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *