Tipos de combustión

¿Qué es la combustión? Se conoce como la acción y el efecto de quemar o arder una materia y, desde un punto de vista científico, se trata de un proceso químico de oxidación que necesita de la liberación de energía en forma de calor, además de un combustible y un comburente. Normalmente, en las combustiones comunes, el combustible suele ser hidrocarburo, madera, azufre o hidrógeno, y respecto al comburente, suele ser el oxígeno.

En verdad, la combustión es un proceso de reducción-oxidación (uno o más electrones se transfieren entre los reactivos) que pueden darse de forma controlada, por ejemplo, los motores de combustión, o de forma incontrolada, por ejemplo, la explosión.

A continuación te mostramos algunos de los tipos de combustión.

La combustión es la reacción química que se produce entre el oxígeno y un material oxidable

Combustión completa

La combustión completa o perfecta es la reacción en la que todos y cada uno de los componente se oxidan, entonces se crea el dióxido de carbono, el agua líquida y, en algunos casos, el dióxido de azufre, sin tener en cuenta la cantidad de aire que se utiliza. Esto quiere decir que el O que está en el aire es suficiente para que la reacción química de oxidación sea capaz de oxidar todos los componentes.

Combustión incompleta

La combustión incompleta es la que ocurre cuando los compuestos que lo conforman están a medio oxidar de los gases de combustión o inquemados. Algunos de los ejemplos son el hidrógeno, las partículas de C y el monóxido de carbono. Por lo tanto, se trata de la unión de dos moléculas de carbono que deben unirse a una sola molécula de oxígeno, lo que desencadena en una combustión altamente contaminante.

Combustión neutra

La combustión neutra es la que se caracteriza por ser completa, ya que se utilizan las cantidades exactas de oxígeno para que se realice la reacción. Normalmente suceden en un ambiente controlado dentro del laboratorio.

Combustión con exceso de aire

La combustión con exceso de aire es la que se produce con una cantidad de aire superior al mínimo necesario, entonces no se crean sustancias que tienen la capacidad de arder en presencia de un comburente. El motivo por el que se usa este tipo de combustión es porque proporciona que el combustible disponible reaccione del todo.

Combustión con defecto de aire

La combustión con defecto de aire es la que se origina cuando la cantidad de aire es menor del necesario y tiene que haber sustancias combustibles en los gases o humos de reacción.

Combustión lenta

La combustión lenta ocurre en sitios en los que no hay mucha ventilación, hay poco comburente y los combustibles son muy pesados.

Esto provoca que el fuego sea muy peligroso, ya que al haber aire nuevo en dicha estancia, la sustancia que provoca la combustión activa el incendio mucho más rápido.

Combustión rápida

La combustión rápida provoca una mezcla de calor y luz con fuego intenso, entonces es más fácil que se produzca una explosión, la cual se conoce como combustión instantánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *