Tipos de compuestos

Los compuestos químicos se utilizan mucho en el ámbito científico para designar a aquellas sustancias que están conformadas por dos o más elementos de la tabla periódica, las cuales están ordenadas por su número atómico, su configuración de electrones y sus propiedades químicas. Los átomos que hay deben estar unidos mediante enlaces, ya sea covalente (alcanzar el octeto estable) o iónico (atracción electrostática).

Además, es muy importante saber que los elementos que conforman los compuestos no se pueden dividir mediante procesos físicos como destilación o decantación sino por procesos químicos de síntesis, descomposición o sustitución, entre otros.

¿Quieres saber cuáles son los tipos de compuestos? No te detengas aquí y sigue leyendo este artículo tan básico en el ámbito químico.

Los compuestos químicos son la combinación de dos o más elementos

Tipos de compuesto según el enlace

Moléculas

Están unidas gracias al enlace covalente, es decir, los dos átomos no metálicos comparten uno o más electrones de su capa más superficial para lograr el objetivo: alcanzar el conocido “octeto estable”.

Iones

Están unidos gracias a enlaces electromagnéticos que poseen una carga positiva o negativa respecto a las valencias de los elemento y el número de electrones que tienen que perder o ganar para que las capas estén todas completas.

Compuestos intermetálicos

Son soluciones sólidas que tienen dos o más elementos metálicos con, opcionalmente, uno o más elementos no metálicos, cuya estructura cristalina se distingue de la de los otros constituyentes.

Complejos

Estos tienen la fortaleza de mantener juntos sus estructuras a través de enlaces covalentes coordinados o dativos, es decir, un par de electrones en vez de ser compartidos por dos átomos solo son aportados por uno de ellos.

Tipos de compuestos según la naturaleza de su composición

Compuestos orgánicos

Los compuestos orgánicos son los que tienen como base el carbono y se unen gracias a los enlaces covalentes, ya sea de carbono con carbono, o de carbono e hidrógeno. A su vez también contienen nitrógeno, fósforo, halógenos, oxígeno y otros elementos en su estado natural.

Al poseer todos estos componentes brindan unas propiedades fundamentales para los seres humanos en distintas áreas como la alimentaria, industria farmacéutica y producción de petróleo del cual se puede obtener gasolina, aceites lubricantes, asfalta y parafina.

Ejemplos destacados
  • Moléculas de ADN
  • Glucosa o almidón
  • Ácidos monocarboxílicos de cadena larga
  • Proteínas
  • Jugo de la aceituna
  • Alcohol
  • Petróleo o hidrocarburos insolubles en agua

Compuestos inorgánicos

Los compuestos inorgánicos son aquellos que están formados por elementos distintos y que no tienen como principal al carbono, siendo el agua el más abundante de todos.

Normalmente se forman mediante reacciones y fenómenos físicos que están en la propia naturaleza, por ejemplo, la energía solar o la acción del calor. En este caso los enlaces más habituales son los iónicos, que se tratan de una exageración de los enlaces covalentes. Cabe destacar que estos se pueden clasificar en: óxidos, peróxidos, hidruros, sales, hidróxidos y oxácidos.

Ejemplos destacados
  • Cloruro de sodio
  • Dicromato de potasio
  • Ácido fosfórico
  • Yoduro de potasio
  • Ácido clorhídrico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *