Tipos de distribución

La distribución se conoce a la expresión latina distributio que significa “acción y efecto de repartir”, y sus componentes léxicos son dis- (separación múltiple), tributum (impuesto) y el sufijo -ción (acción y efecto), lo que conlleva a ver que es muy común hacer uso de él en el comercio para señalar el reparto de los productos. Pero realmente ¿qué es la distribución? Se define como el proceso que consiste en ir desde la fase de producción a la de adquisición física del producto por parte del consumidor en el momento y el lugar indicado.

En el ámbito de la comercialización, la distribución abarca desde la infraestructura hasta la organización que brinda la oportunidad de ofrecer dichos productos o servicios a los mayoristas, minoristas y/o consumidores finales, por lo que engloba múltiples aspectos.

No dudes en seguir leyendo, ya que a continuación exponemos los tipos de distribución y cuáles son sus mayores ventajas.

El objetivo de la distribución es hacer llegar físicamente el producto al consumidor

Distribución extensiva

La distribución extensiva es la que se centra en conseguir el mayor número posible de locales de venta sin la necesidad de realizar ningún tipo de selección par ofrecer una cobertura muy amplia. Este tipo de distribución se suele utilizar para productos esenciales como la alimentación, higiene y limpieza.

Ventajas

  • Incremento de popularidad en cuanto al producto, ya que todo el público lo puede conocer.
  • Elevada disponibilidad para ser comprado.

Distribución intensiva

La distribución intensiva se caracteriza por colocar los productos en locales de ventas seleccionados en grandes extensiones de territorio y esto hace que los productos que se utilicen en este tipo de distribución sean los de conveniencia, por ejemplo, productos de cosmética.

Ventajas

  • Incrementos de venta por la fácil accesibilidad al producto.
  • Asentamiento de la marca en el mercado al incrementar la visibilidad del producto.

Distribución selectiva

La distribución selectiva se caracteriza por buscar una cobertura limitada por razones de selección, ya sea teniendo en cuenta aspectos geográficos o vinculados con los valores del negocio. Generalmente, se usa para productos de lujo o con especialidad, es decir, que se diferencian fácilmente con los de la competencia, véase, artículos de viaje o electrodomésticos.

Ventajas

  • La reputación del producto puede encontrar un equilibrio y mantenerse durante un largo tiempo.
  • Aumento de la importancia de los puntos de venta.
  • Mayor dedicación a mejorar la distribución, ya sea a nivel nacional como internacional.

Distribución exclusiva

La distribución exclusiva es la que responde a la necesidad de analizar muy bien los locales de venta del producto al ser muy exclusivos y limitados, siempre con el objetivo de potenciar la marca.

Las empresas que más hacen uso de él son las que escogen una segmentación muy específica porque saben perfectamente dónde están sus potenciales consumidores. Normalmente, los productos suelen ser bastante exclusivos y eso hace que solo se lo permitan personas con un status alto.

Ventajas

  • Puntos de ventas seleccionados
  • Menos distribuidores para atender y formar.
  • Una mayor supervisión y control de calidad.
  • Tiene puntos de ventas seleccionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *