Tipos de fusibles

En el ámbito de la electricidad, el fusible se define como el elemento de seguridad que se emplea para evitar algunos daños por causa de la excesiva corriente eléctrica que se genera en un circuito eléctrico. Está conformado por un conductor muy fino que se descompone a cierta temperatura  y su diseño es muy funcional para que se pueda colocar fácilmente.

Se trata del elementos de protección de circuitos más antiguo ya al comenzar a desarrollarse en 1774, pero es Edison en 1880 cuando presenta la primera patente y comienzan a aparecer las aplicaciones del mismo, por ejemplo, la protección de sistemas telegráficos.

A continuación se muestran los tipos de fusibles.

El fusible es un componente eléctrico hecho de un material conducto

Fusible de enchufe estándar

El fusible de enchufe estándar se encuentra en la mayoría de paneles al ofrecer energía a los circuitos de las lámparas y otros aparatos pequeños muy usados en el día a día. Normalmente, este tipo de fusible ronda entre 15 y 30 amperios para poder adaptarse al calibre del alambre del circuito.

Fusible cilíndrico

El fusible cilíndrico está compuesto por un tubo de cerámica que sirve para resistir los choque y la presión que se genera en el interior, que a su vez tiene una especie de lámina que hace el trabajo de fusible. Una lámina que está formada por arenilla cristalizada y que conecta cada electrodo con su extremo para formar una especie de tapón.

Fusible de tipo S

El fusible de tipo S cumple la misma función que el fusible de enchufe estándar, es decir, ofrece energía a las lámparas y a los aparato pequeños de uso diario. Lo que le diferencia del otro es que brinda una mayor protección en la instalación al tener mayor amperes y se amolda a un adaptador que está enroscado al panel de servicio.

Cartucho de casquillo

El fusible con cartucho de casquillo se encuentra en los panales de servicio y se hace uso de ello para brindar energía a los aparatos grandes al tener incluso 60 amperes. Es un tipo de fusible que es capaz de aguantar sobrecargas fugaces de energía en el circuito y también detecta un circuito sostenido.

Fusible de plomo

El fusible de plomo es el más antiguo de los que se conoce hoy en día y se trata de un trozo de alambre en base a plomo que se intercala en el circuito eléctrico. Actualmente no se utiliza al no ser muy seguro, oxidarse con mucha facilidad y fundirse y derretirse una vez que capta la potencia de la corriente.

Fusible encapsulado de vidrio

El fusible encapsulado de vidrio es el que está elaborado con filamento continuo de metal, que a su vez está recubierto por un tubo de vidrio.

Este tipo de fusible se coloca entre el circuito y la fuente de alimentación, es decir, convierte la corriente alterna (AC) en una forma continua de energía. Además, si señala una corriente mucho mayor a losa valores que se le permiten, entonces puede llegar a derretirse y provocar que se corte el paso de corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *