Tipos de mezclas

Una mezcla es la agregación de sustancias, sean similares o no, que intervienen en proporciones variables y que a su vez no están combinados químicamente, teniendo en cuenta que a cada uno de estos elementos se les conoce como componentes. No se produce una reacción química, entonces las sustancias que participan en la mezcla van a mantener sus propiedades más destacadas y su identidad.

La mayoría de las sustancias que se utilizan en la vida cotidiana y en la industria son mezclas, por ejemplo, los diferentes tipos de tierra, el petróleo, la crema, la loción, la ensalada, el aire, el granito y el papel, entre otros.

A continuación te mostramos los diferentes tipos de mezclas.

La mezcla es la combinación de varias sustancias sin interacción química

Tipos de mezclas según se puedan o no diferenciar sus componentes

Mezcla homogénea

En este tipo de mezcla, el componente que se disuelve (estado sólido, líquido o gaseoso) se extiende en partículas pequeñas por todo el disolvente (normalmente en estado líquido). Este proceso conlleva a la creación de una nueva mezcla homogénea molecular, teniendo en cuenta que si se cogen las muestras de las partículas de pequeño tamaño, su composición sigue siendo la misma. Algunos ejemplos son el agua con azúcar, la masa de un pastel y  el ácido sulfúrico.

Mezcla heterogénea

La mezcla heterogénea tiene moléculas muy grandes y eso hace que el ser humano pueda percibirlas. No se caracteriza por ser uniforme y el disolvente tiene una mayor proporción en la mezcla que el soluto. Algunos ejemplos son el vinagre y el aceite, la cera y el agua y la mezcla de cacahuates y pasitas.

Tipos de mezclas según su tipicidad

Mezcla: solución

La solución es la combinación de dos o más componentes que se disuelven completamente la una con la otra, lo que provoca que cambien o pierdan sus propiedades particulares. Esto hace que la sustancia que se arroja sobre la otra se mezclen tan bien que sean indistinguibles y tengan una única fase reconocible, e incluso, si las sustancias estuvieran en un estado diferente, ya sea sólido, líquido o gaseoso.

Mezcla: suspensión

La suspensión esta formada por partículas pequeñas de un sólido desperdigadas en un medio líquido en el que es imposible que se disuelva. El nombre hace referencia a las partículas suspendidas al no disolverse en el líquido.

Mezcla: coloide

El coloide es la mezcla de dos o más sustancias y a una de ellas se le conoce como disolvente, el cual se encarga de contener a las otras sustancias conocidas como solutos. Normalmente, un componente es fluido y el otro disperso en forma de partículas sólidas muy finas, lo que provoca que la mezcla sea muy compacta. Además, en ocasiones estas mezclas tienden a formar uniones con formas de coágulos separados.

Mezcla: emulsión

La emulsión está formada por sustancias que no se mezclan tan fácilmente.

Para formar una mezcla homogénea con esta característica, lo que ocurre es que se le añade una sustancia extra denominada emulsionante. Su función principal es reducir las tensiones superficiales del resto que provocan que sea heterogénea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *