Tipos de parejas

El amor es uno de los mayores sentimientos que existe en un ser humano, y de hecho, tener pareja es uno de los objetivos a alcanzar durante la vida. Al inicio se comienza a tener algún tipo de sentimiento que se va convirtiendo en enamoramiento pero no termina ahí ya que hay que trabajarlo porque ambas personas tienen distintas personalidades y deben complementarse.

A lo largo de las épocas han surgido distintos teóricos del amor y uno de ellos es Robert Sternberg quien manifiesta que en una relación de pareja se necesita conseguir tres componentes diferentes que son la pasión, el compromiso y la intimidad o el afecto especial.

Hay distintos tipos de parejas y a continuación se van a manifestar algunas de ellas.

Actualmente hay muchos más tipos de parejas

Pareja de interés

En ocasiones puede ocurrir que surja una pareja por interés por mucho que cueste aceptarlo y suele pasar por temas económicos, necesidad de conseguir los papeles legales o soledad. Es una forma distinta de entender lo que es el amor ya que el objetivo es instrumental y como mucho hay algún tipo de cariño.

Pareja independiente y co-dependiente

Por un lado, la pareja independiente es aquella en la que ambas personas se quieren y se respetan mutuamente pero son capaces de realizar sus vidas por separado y juntarse en los momentos que desean. Por otro lado, la pareja co-dependiente es todo lo contrario y sucede cuando los dos integrantes no pueden vivir el uno sin el otro y siempre tienen que estar cerca y hacer todas las actividades del día a día juntos.

Pareja de larga distancia

Ciertas parejas por motivos como los estudios, el trabajo u otros temas deben vivir su amor a distancia ya que uno de ellos se tiene que mudar a otra ciudad. Esto provoca tener una relación de pareja a distancia que a veces causa una separación por el tema de la lejanía que hay entre ambos, también es cierto que todo depende del interés y el esfuerzo.

Pareja tóxica

La pareja tóxica es aquella en la que al menos uno de los dos integrantes tiene una actitud muy desacertada que puede provocar una situación de debilidad emocional y psicológica en el otro individuo. Los rasgos más destacados son que le moleste que pase tiempo con sus familiares y amigos, que le vigile o le pida explicaciones de sus gastos y que le revise el teléfono móvil y las redes sociales. También es capaz de meterse con su forma de vestir o su estilo de vida, no le da ningún tipo de importancia a sus metas conseguidas o hace comparaciones negativas con sus parejas anteriores.

Pareja de relación abierta y poliamor

Hay muchas parejas tradicionales pero hoy en día se ha ampliado el abanico y existe la liberal, la cual piensa que acostarse con otra persona no es infidelidad sino una forma de fortalecer la pareja, siempre y cuando ambos estén de acuerdo.

Con esto está vinculado el poliamor que es practicado por las personas que consideran que se puede querer a más de una persona a la vez, con lo que surge una relación sexual y afectiva con varias personas que involucra igualmente un compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *