Tipos de sustantivos

Desde los inicios los denominados gramáticos se han centrado en estudiar el vocablo como tal y lo titularon ‘la unidad básica de la lengua’ y ésta en la gramática tradicional se clasifica de manera sintáctica o morfológica. Estas dos clasificaciones no deben ser confundidas ya que la morfológica se centra en asignar las palabras a través de adverbios, adjetivos, artículos o sustantivos, entre otros.

El sustantivo es una clase de palabra que es fundamental en cualquier tipo de oración, ya sea para nombrar o identificar a un sujeto, el cual puede ser un objeto animado o inanimado, por ejemplo, personas, animales, objetos, etc.

A continuación se van a mostrar los tipos de sustantivos que hay en la lengua.

El sustantivo es una clase de palabra que se emplea para designar personas, objetos, lugares, etc.

Sustantivos comunes

Los sustantivos comunes se conocen como los que se emplean habitualmente para designar las cosas que hay en el planeta y que forman parte del día a día de cualquier ser, ya sean objetos, plantas u animales.

Ejemplos: vaca, lámpara, móvil, chuleta, maleta, libro, nevera, puerta y camiseta.

Sustantivos propios

Los sustantivos propios son aquellos que se usan para nombrar a un individuo, un lugar o una cosa que tienen un nombre en particular con lo que se diferencia de los otros elementos que conforman un mismo grupo. Esto significa que hace alusión a la acción de nombrar que significa definir lingüísticamente un objeto o experiencia de forma particular e irrepetible.

Ejemplos: Roma, Renato, Martínez, Buenos Aires, Barcelona, Herrán, Rojo, Gabriel y Europa.

Sustantivos contables

Los sustantivos contables son aquellos que cualquier ser humano sea capaz de contar con lo que son tangibles o se pueden medir, lo que quiere decir es que se pueden encuadrar y dividir de forma numérica unos de otros. Esto conlleva a aceptar otras clases de palabras como pronombres o determinantes en este caso numerales.

Ejemplos: seis estudiantes, cinco hectáreas, tres televisores, veinte huevos y ochenta metros.

Sustantivos incontables

Los sustantivos incontables son todo lo contrario a los contables, por eso se caracterizan por no poder individualizarse, lo que conlleva a que ningún ser humano los puede contar, es decir, son inconmesurables. Es cierto que no se pueden utilizar números pero si alguna que otra expresión como ‘un poco de’ o ‘una cucharada de’.

Ejemplos: un poco de aceite, una cucharada de harina, más humo, dos litros de leche y un poco de lluvia.

Sustantivos colectivos

Los sustantivos colectivos son aquellos que nombran a una agrupación de elementos que pertenecen a una misma categoría. Una de las características más destacadas de este tipo de sustantivo es que se emplean de forma singular aunque se refieran a muchos en su conjunto.

Ejemplos: manada, ejército, archipiélago, constelación, fauna, vajilla, piara y profesorado.

Sustantivos concretos

Los sustantivos concretos se conocen como los objetos que se perciben mediante los sentidos, es decir, todas las realidades que cualquier ser humano puede presentir mediante los 5 sentidos que tiene lugar en el espacio.

Ejemplos: perro, chalet, manzana, ratón, cuadro, cámara y planta.

Sustantivos abstractos

Los sustantivos abstractos se definen como los nombres que se emplean para designar a los objetos que no se pueden percibir mediante los sentidos, como los sentimientos y las ideas.

Ejemplos: amor, odio, amable, alegría e inteligencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *