Tipos de discos duros

En 1956 se empezaron a fabricar los primeros discos duros y, como la tecnología de almacenamiento de datos ha ido evolucionando cada vez más, se han fabricado con más funciones aunque sigue fiel a las bases de los primeros discos duros. Pero, ¿qué es un disco duro? Se conoce así a un dispositivo de almacenamiento de datos digitales que, gracias a un sistema de grabación magnética, puede cumplir con dicha función.

A lo largo de la historia han existido distintos tamaños de discos duros pero, hoy en día, lo más habitual es que los usuarios utilicen uno de 2,5″ que va dirigido al disco duro portátil u otro de 3,5″ para el disco duro de ordenador y servidor NAS, entre otros.

¿Quieres saber cuáles son los tipos de discos duros más destacados? A continuación te informamos sobre estos 3: externo, interno y múltiple.

El disco duro es un dispositivo de almacenamiento de datos para guardar múltiples archivos

Disco duro externo

El disco duro externo es un elemento informático que sirve para guardar datos que los ordenadores aprovechan durante su funcionamiento. Se caracteriza por ser muy fácil de instalar, poder llevarlo de un lado para otro con total comodidad y tener conexión USB, lo que permite que tenga compatibilidad con prácticamente todos los ordenadores fabricados a partir de 1998.

Se puede conseguir de dos formas:

  • En forma de unidad lista, esto quiere decir que brinda una forma económica y rápida de tener más espacio en el propio sistema.
  • En forma interna metiéndolo en una funda y adaptándolo para que se convierta en externo, aunque este se dirige más a usuarios que no sean principiantes.

Disco duro interno

El disco duro interno es un elemento informático que constituye una computadora que cumple la función de almacenar música, vídeos, documentos de trabajo, videojuegos y presentaciones, entre otras cosas. La diferencia con el anterior es que debe permanecer en el cuerpo del dispositivo que se va a usar, además del precio al ser este más económico.

Suele estar compuesto por varios platos que están conectados entre sí gracias a un eje que, mediante unos cabezales, graba y lee los archivos guardados cuando gira a gran velocidad. La lectura y la grabación van determinadas por la velocidad en la que giran dichos discos.

Para saber qué disco duro interno es el adecuado para el propio usuario es necesario tener en cuenta ciertos aspectos, por ejemplo, la velocidad, el interfaz, la capacidad de almacenamiento y la marca o fabricante.

Disco duro múltiple

El disco duro externo es perfecto para guardar archivos de forma masiva, ya que permite tener varios discos duros interconectados de forma simultánea.

Al ser interno no hay tantos cables como sucedería si hubiera varios discos duros externos juntos. Para comprender esto mejor, imagínate una torre de CPU en el que se insertan varios discos duros.

Por último, cabe mencionar que es la opción perfecta para aumentar la capacidad de almacenamiento y la velocidad ultraspeed+ para poder hacer transferencias de archivos de forma mucho más rápida, concretamente hasta a 10GB/s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *