Tipos de heridas

Las heridas son lesiones que se producen en el cuerpo cuando se rompe la piel u otros tejidos, aunque también se incluyen cortaduras, picaduras, mordeduras, golpes, desgarros y arañazos, y todas ellas lastiman la epidermis al abrirla. Si es muy profunda puede llegar a sangrar, y si es muy grave puede causar una infección o una lesión en los tejidos u órganos adyacentes.

Las heridas se deben desinfectar, teniendo en cuenta que es necesario lavar con agua y jabón y limpiar con suero fisiológico si son leves, mientras que si son graves requieren hacer un torniquete para frenar la hemorragia.

No dudes en seguir en este artículo para descubrir los tipos de heridas que existen.

Las heridas son daños o lesiones provocadas por un corte o una perforación

Tipos de heridas según el aspecto

Abierta

En la herida abierta se observa la separación de los tejidos blandos de la piel, por eso es fundamental observar cuál es la profundidad y la distancia entre un borde y el otro. Eso sí, en caso de no ser demasiado abierta, no es necesario realizar una sutura.

Cerrada

En la herida cerrada no se observa separación de la piel, pero hay hemorragia debajo de la epidermis, en cavidades o vísceras. Por este motivo, lo mejor es que se cure lo más rápido posible y así evitar que algún órgano se dañe.

Simple

La herida simple es una ruptura de la piel que no perjudica en profundidad al tejido graso subcutáneo, por eso el dolor solo es local.

Complicada

La herida complicada es mucho más extensa y profunda, además de haber hemorragia y producir alguna lesión en los músculos, vasos sanguíneos, órganos internos o nervios.

Tipos de heridas según el objeto o el mecanismo causante

Punzante

La herida punzante se produce cuando un objeto filoso y puntiagudo perfora la piel, y por lo general no causa mucho sangrado. En ocasiones es profunda y daña los nervios o vasos sanguíneos, además puede ser bastante peligrosa al haber riesgo de infección.

Contusa

La herida contusa es la que surge cuando un objeto como una piedra o un martillo impacta sobre el cuerpo, lo que conlleva a que tenga un componente de herida y otro de contusión. En este tipo de herida los bordes son irregulares y suele aparecer un hematoma.

Por raspadura

La herida por raspadura es la que se surge cuando uno se cae en un asfalto y la piel se arrastra por el mismo y el tejido interior queda al descubierto.

Cortante o incisa

La herida cortante es la que surge cuando un objeto, ya sea un cuchillo o un vidrio, incide en la piel de forma superficial o afectando a tejidos profundos, lo que provoca que sangre mucho.

La herida incisa puede ser profunda, lisa o mellada y los bordes están totalmente limpios y bien definidos.

Por desgarro

La herida por desgarro es la que se produce por un objeto que tiene dientes y eso rasga la piel, por ejemplo, una motosierra. Lo que sucede es que se rompe el tejido blando, además suele ser irregular y con apariencia mellada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *