Tipos de reciclaje

Se conoce al reciclaje como un proceso que tiene como objetivo final convertir los desechos o materiales utilizados en nuevos bienes para que así se puedan reutilizar. Este proceso comienza cuando todas y cada una de las personas separa los diferentes materiales en vidrio, plástico, papel y basura inorgánica para que posteriormente se introduzcan en el sistema de reciclaje y se transformen en productos con un nuevo ciclo de vida.

Es de vital importancia informar que no todos los materiales existentes en el mundo se pueden reciclar, por ejemplo, el aceite, la pintura y los insecticidas, ya que se catalogan como productos tóxicos y perjudiciales para la salud.

No dudes en seguir leyendo para saber los tipos de reciclaje que hay en el mundo.

El reciclaje se trata de transformar desechos en nuevos productos o en materia prima

Tipo de reciclaje: plásticos, latas y briks

El contenedor amarillo es el que correcto para reciclar todo los productos fabricados con plástico:  latas, cartones de leche, bolsas de plástico, aerosoles, envases de detergentes y alimentación, etc.

Los envases que se tiran en el contenedor amarillo se llevan posteriormente a las plantas de selección para que los empleados los separen, rompan, laven y conviertan en otro materiales.

Tipo de reciclaje: papel y cartón

El contenedor azul es el que se utiliza para reciclar todos los productos que están elaborados con papel o cartón, algunos ejemplos destacados son periódicos, bolsas de pan, cajas de zapatos, cajas de cereales, cartulinas, revistas, etc. En ocasiones las personas se confunden con los bricks ya que los tiran en este contenedor cuando en verdad se deben depositar en el amarillo.

Una vez depositados en el contenedor, se llevan a las plantas de recuperación para limpiarlos, ordenarlos y prensarlos. Posteriormente, se llevan a la fabrica de papel para transformarlos en otros materiales como folios.

Tipo de reciclaje: vidrio

El contenedor verde es el que se utiliza para reciclar el vidrio, ya sean botellas, tarros y frascos, entre otros. Para reciclar este material es necesario separarlo mediante separadores magnéticos, y así, posteriormente clasificarlos según el tipo de vidrio. El siguiente paso es machacarlo y convertirlo en calcín fragmentado en trozos de unos 5 cm.

Este tipo de reciclaje tiene ciertas ventajas como la reducción de residuos que se llevan al vertedero y la disminución de materias primas y de energía.

Tipo de reciclaje: resto de alimentos

El contenedor marrón es aquel en el que se depositan los restos de alimentos orgánicos para que posteriormente se empleen como materia orgánica para hacer compost.

¿Qué significa esto? Es un elemento que se consigue mediante distintos materiales de origen orgánico, los cuales pasan por un proceso biológico llamado compostaje. Tiene un aspecto gredoso y sin olores y patógenos, además se usa para el abono y los fertilizantes químicos.

Tipo de reciclaje: objetos no reciclables

Los objetos no reciclables son aquellos que no se pueden reciclar y tampoco sirven para hacer compost, lo que conlleva a echarlos en el contenedor gris.

Los productos más comunes son colillas, pañuelos usados, polvo, pañales, etc. Además, es importante saber que algunos objetos no se deben introducir en ninguno de estos contenedores y tienen un punto de recogida como las pilas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *