Tipos de tutela

¿Qué es la tutela? Este concepto se define como el deber de cuidar y administrar los bienes de un individuo que por sí mismo no es capaz de hacerlo y tampoco tiene a nadie a su alrededor que se haga cargo de el. Quienes pueden estar sujetos a tutela son los menores de edad no independientes legalmente, las personas con enfermedades mentales, los sordomudos que no se puede comunicar correctamente o los que tienen dependencia por las drogas.

La tutela puede ser otorgada a alguien a través de la Ley o el testamento, y puede controlar los bienes, cuidar de la persona en cuestión, así como representarle y afirmar que la protege, la defiende y la ampara.

A continuación se exponen los diferentes tipos de tutela que existen en la actualidad.

La tutela es la dirección, la defensa y el amparo de una persona a otra

Tutela testamentaria

La tutela testamentaria se da cuando el padre o la madre señalan a otra persona como la tutora para su hijo. Hay que especificar que si fallece uno de los dos y en el testamento consta que designa a otra persona como la tutora, al seguir uno vivo, no hay tutela porque hay patria potestad. En caso de que no sea así, la persona encargada de la tutela del hijo decide si acepta ese cargo como tal, además el Tribunal tiene que observar si el pequeño va a quedar en buenas manos.

Tutela dativa

La tutela dativa es la que asigna un juez en caso de que ni el padre ni la madre se lo hayan dado a nadie mediante el testamento, además de que la persona en cuestión no tenga ningún familiar que pueda ser el tutor legal o que renuncie a ello. Quedan libres de serlo cualquiera con deudas, acreedores y familiares del cuarto grado.

Tutela legal

La tutela legal está destinada a aquellos padres que no han señalado ningún tutor para su hijo, ya sea porque no estén permitidos por el ordenamiento jurídico o por fallecimiento. En ese caso, la tutela legal solo la pueden tener los abuelos, los tíos o los hermanos, entonces es el juez quien evalúa dependiendo la situación económica, el ambiente en la familia y otros aspectos que influyan en el bienestar del menor.

Por lo tanto, el tutor legal es quien realiza la representación legal de un individuo que no es capaz de valerse por si mismo o es menor, todo ello bajo una supervisión judicial.

Tutela especial

La tutela especial es la que hace referencia a los casos en los que, aunque sea los padres quienes tienen la patria potestad del menor, el juez es quien puede asignarle un tutor si los intereses del menor son diferentes a los de sus padres o de terceros en relación al tutor. Dicha asignación también puede tener lugar cuando han perdido la gestión de los bienes del menor en cuestión. En el juicio, el tutor que representa al menor recibe el nombre de “tutor and litem“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *