Tipos de vendedores

¿Cuál es la mejor definición de vendedor? Se conoce así a una persona que realiza tareas de venta en una empresa, teniendo en cuenta que “tareas de venta” son aquellas en la que no solo hay que vender, también promocionar y distribuir los bienes y servicios. Para considerarse un buen vendedor es necesario tener ciertas cualidades como persistencia, positivismo, optimismo y buen comunicador, además de trazar a diarios ciertas metas.

Hoy en día, el vendedor tiene la opción de trabajar a distancia y no tener contacto físico con el comprador, ya que Internet permite hacerlo, aunque también hay otra vía como la venta telefónica, cambiando el esquema que ha estado vigente durante siglos.

¿Quieres saber cuáles son los tipos de vendedores? Pues te aconsejamos que sigas leyendo.

El vendedor ofrece y comercializa un producto o servicio

Según el tipo de actividad a realizar

Vendedor repartidor

Se centra en la entrega del producto de una forma rápida, aunque puede encargarse de la toma de pedidos y de la captación de clientes para obtener más recompensas. El requisito imprescindible es mantener su mercado gracias a un trato amable y un servicio rápido y eficaz.

Vendedor interno

Se encuentra en la oficina o en la sala de exhibición de bienes y servicios con la finalidad de atender a cualquier potencial cliente, apuntar el pedido y ayudarle a que permanezca con ellos. No suele centrarse en aumentar las venta, más bien intenta vender el producto mostrando sus ventajas.

Vendedor externo

También se conoce como tomador de pedido externo, el cual se dedica a visitar al potencial cliente para ofrecerle realizar un pedido, por eso la mayoría son clientes fieles. También se encarga de ayudar a los distribuidores con la promoción y hacer que otros vendedores cojan más experiencia.

Vendedor de promoción de venta

La tarea más importante de este tipo de vendedor es informar al potencial cliente sobre los bienes y servicios que ofrece la empresa, además de promocionar a incrementar la buena voluntad de los clientes hacia la empresa y todo lo que muestra.

Según la personalidad

El trabajador esforzado

Como su propio nombre indica, es el vendedor constante y disciplinado a la hora de hacer llamadas y enviar correos electrónicos para obtener los mejores resultados. Si ha terminado su jornada laboral y le falta alguna tarea por hacer se queda un rato extra para terminar.

El lobo solitario

El lobo solitario es muy seguro, poderoso y efectivo a la hora de realizar una venta, destacando que no suele cumplir con las normas que indica la empresa, lo que es un problema para los jefes.

En este ocasión muchas empresas entran en una confrontación al no saber si vale la pena mantenerlo por su eficacia en las ventas o, por el contrario, decirle que abandone la empresa por su comportamiento.

El forjador de relaciones

Este tipo de vendedor es el que está siempre disponible para resolver los problemas del cliente buscando soluciones a corto plazo, teniendo como filosofía lograr un cliente fiel el día de mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *