Tipos de violencia intrafamiliar

La violencia intrafamiliar o doméstica se define como un tipo de violencia que se produce dentro del ambiente familiar donde el agresor vive o vivió en su momento bajo el mismo techo de la víctima. Lo que engloba es el maltrato físico (abuso sexual o violación) o el maltrato psicológico, y lo más habitual es cuando sucede de padres a hijos o de hombres casados a sus esposas.

Los factores más destacados para que se origine esta violencia es la falta de cariño en el hogar, la ineptitud de manejar los impulsos y no saber cómo hacer frente a los problemas de manera apropiada, y se puede añadir el exceso de drogas y alcohol.

A continuación se muestran los distintos tipos de violencia intrafamiliar que hay en la actualidad.

La violencia intrafamiliar puede ser física o psicológica

Violencia física

La violencia física se da en el momento que el agresor emplea el pánico y la agresión de forma conjunta originando que la víctima no reaccione y se produzca afección corporal mediante golpes con o sin objetos. Normalmente este tipo de violencia la ejerce el padre de familia a sus hijos o su esposa aunque en ocasiones también es la madre quien golpea a sus hijos.

Violencia emocional

La violencia emocional se trata de un tipo de violencia que tiene como principal finalidad dañar los sentimientos de un individuo mediante vejaciones, intimidaciones y ofensas. Es una de las coacciones que más trastorno provoca en el entorno familiar y provoca que la víctima tenga una autoestima muy baja y también las personas que contemplan esas situaciones.

Violencia sexual

La violencia sexual se da en las situaciones en la que el agresor obliga a la víctima a realizar el acto sexual o a tener algún tocamiento de esa índole sin su consentimiento. De forma general, el victimario tiene el objetivo de despreciar y controlar al otro individuo arrebatándole su libertad.

  • Violación: la violación es aquella actividad sexual que se ejerce sin el consentimiento de ambas partes llegando a emplear el agresor la fuerza física o cualquier tipo de intimidación o coacción. En este caso la víctima conoce al atacante y eso hace que exista una mayor presión para no realizar la denuncia.
  • Abuso sexual: el abuso sexual es aquella actividad en la que un individuo le pide a la víctima que complazca su apetito sexual mediante la visualización de películas pornográficas, la  muestra de sus órganos sexuales o tocando su cuerpo sin su consentimiento. Es habitual que este tipo de violencia surja en el ámbito familiar ya que se aprovecha de la inexperiencia o incapacidad del menor.

Violencia económica

La violencia económica hace referencia al exceso de dominio económico en el hogar, es decir, uno de los que conforma la familia impone unas normas de restricción financiero.

Lo que sucede es que el agresor arrebata al resto de disfrutar de los bienes que tienen y también se toma la libertad de prohibir a las otras personas a tener un empleo. Este tipo de situaciones desagradables las puede realizar en una zona pública o privada llegando a insultar, amenazar u ofender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *