Tipos de centrales eléctricas

La central eléctrica es una instalación en la que la energía mecánica que se consigue gracias a distintas fuentes de origen se transforma en energía eléctrica con el objetivo de aumentar la generación de energía eléctrica cuando hay cortes del suministro eléctrico. También se refiere a una planta de generación eléctrica y se divide en la que quema combustible como el petróleo o el carbón y en el uso de energías renovables como la solar o la eólica.

Muchas de las centrales eléctricas se caracterizan por tener uno o más generadores eléctricos, pero ¿qué son? Se conoce así a la máquina giratoria capaz de mantener una diferencia de potencial eléctrica transformando la potencia mecánica en potencia eléctrica, todo ello gracias a un campo magnético.

A continuación te informamos acerca de los tipos de centrales eléctricas.

Una central eléctrica es una instalación industrial para la generación de energía

Central térmica

La central térmica posee unas turbinas que comienzan a funcionar cuando el agua se calienta y se consigue un chorro de vapor a presión. Además, hay distintas formas de conseguirlo y lo explicamos a continuación:

  • Clásica: la energía de combustión se logra mediante combustible que procede de la biomasa producida en épocas pasadas.
  • De biomasa: le energía se consigue mediante la quema de residuos forestales, cultivos enérgicos o agrícolas.
  • De incineración de residuos sólidos urbanos: la energía se logra a través de la quema de la basura que ya ha sido tratada.

Central eólica

La central eólica aprovecha al máximo la fuerza que surge del viento para que la turbina se mueva y se consiga energía eléctrica, teniendo en cuenta que es el aerogenerador el que cumple con la función de transformar el viento en energía.

Normalmente se construye en una zona que está cerca de la costa, la montaña o la llanura continental al soplar el viento a una velocidad muy alta, concretamente a 12 o 90 km/h como mínimo para que la central pueda realizar su función.

Central solar

La central solar se caracteriza por aprovechar el calor que proporcionan los rayos del Sol para calentar el agua y mover la turbina con el vapor que surge produciendo así energía eléctrica. Si nos detenemos en el proceso fotovoltaico, este lo realiza mediante un dispositivo llamado heliostato, el cual actúa de forma automática para continuar la variación de la orientación de la estrella tipo-G respecto al planeta Tierra.

En algunos países del mundo se instala este tipo de central solar con la finalidad de conseguir llevar energía a lugares que están alejados. También tiene otro objetivo y es el de cuidar y proteger al medio ambiente, ya que cada vez está yendo a peor.

Central hidroeléctrica

La central hidroeléctrica utiliza energía hidráulica para producir energía eléctrica a través del aprovechamiento de masa de agua que está en movimiento y que circula por dicho lugar.

En este tipo de central debe haber una presa para mantener el agua del río o arroyo y guardarla en un embalse. Además, también es necesario la obtención de una turbina que se amolde perfectamente a una máquina eléctrica para transformar energía mecánica en energía eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *