Tipos de cultivos

El cultivo es una actividad que se realiza en el campo para sembrar semillas en la tierra y hacer las tareas necesarias para conseguir los frutos de las mismas. Este tipo de práctica se ejecuta en el sector de la agricultura, un arte milenario que tiene el fin de cultivar la tierra para conseguir diferentes alimentos como las frutas, los vegetales, los forrajes y otros que sirvan con una finalidad medicinal o alimenticia.

La agricultura es un conjunto de técnicas de cultivo que se usa desde que el hombre se convirtió en sedentario para transformar las tierras improductivas en productivas, además en algunas regiones es muy importante al ser una actividad que sirve como soporte económico.

A continuación exponemos los diferentes tipos de cultivos.

El cultivo es una de las principales labores agrícolas

Tipos de cultivos según las semillas

Monocultivo

Se basa en sembrar siempre el mismo tipo de semilla en una zona del terreno conocido como monocultivo. Tiene ciertas ventajas como hacer menos esfuerzo para conservarlo al tener el mismo cuidado cuidado, además de conseguir más cantidad de un producto.

Cultivo múltiple

El cultivo múltiple como su propio nombre indica, es un terreno en el que se cultivan diferentes tipos de semillas. El beneficio más destacado es que el agricultor puede conseguir más variedad de alimentos en una misma porción, lo que requiere de más atención, cuidados nutricionales y protección contra las malas hierbas.

Tipos de cultivos según su finalidad

Para alimentación humana

Este cultivo tiene como objetivo principal sembrar semillas que produzcan alimentos para los seres humanos.

  • Cereales: trigo, centeno, arroz y maíz
  • Hortalizas: zanahoria, cebolla, patata y tomate
  • Frutas: pera, cereza, melocotón y kiwi

Para alimentación animal

Este cultivo tiene como finalidad principal conseguir alimentos especialmente para el ganado y para otros animales domésticos.

  • Granos: maíz, avena y soja
  • Forrajes: herbáceas que se siegan en verde o secas
  • Tubérculos: remolacha y patata

Para la industria

El cultivo para la industria cumple la función de materia prima para algún tipo de proceso industrial, por ejemplo, extraer principio activo, azúcar o aceite. En el sector farmacéutico se suelen usar plantas ricas en algún principio activo.

Para la producción de energía

Hay ciertos cultivos que están destinados a la obtención de material vegetal rica en energía que, más adelante, se extrae para generar calor o electricidad. También está la colza, que sirve para la producción de biodiésel.

Tipos de cultivos según el nivel de protección

Al aire libre

La mayoría de los cultivos crecen al aire libre sin ningún tipo de protección, básicamente porque es la forma más barata de cultivar. La desventaja es que el clima puede ser perjudicial, entonces se debe tener en cuenta la región y las fechas.

Bajo techo

El cultivo bajo techo es el que cubre lo sembrado con una estructura transparente, más concretamente, tapa lo de arriba y deja los laterales abiertos.

El cultivo bajo techo sirve para salvaguardar todo de la lluvia, la nieve, el granizo y la radiación solar.

En invernadero

El invernadero o estufa fría es un lugar cerrado, estático y accesible para el cultivo, de manera que lo recoge de las condiciones climatológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *