Tipos de úlceras

Una úlcera del latín ulcus es una herida abierta que provoca que se pierda cierta sustancia en el tejido orgánico y suele ir acompañada de pus, además de que no suele cicatrizar de forma rápida ni espontánea. La localización de una úlcera es muy variada y el motivo de la misma igual, además hay que resaltar que una de las más usuales es la que arremete a la pared del estómago.

Este tipo de lesión suele ser muy frecuente y hay datos que afirman que el 10% de las individuos se ven afectado por ello, sobre todo aquellos que rondan los 60 años, mientras que las menores de 40 son menos propensos.

¿Quieres averiguar los tipos de úlceras que existen? No dudes en seguir leyendo este artículo.

La úlcera puede tener origen y localización muy variada

Úlcera por presión

Cuando una úlcera aparece por una presión continua durante unas horas o incluso unos días, lo más normal es que se produzca en el talón o en el sacro. Habitualmente aparece en las personas que están días en cama por alguna enfermedad, por reducción de movilidad o por ingreso en una clínica.

Úlcera venosa

La úlcera venosa es la que se detecta en zonas de la supramaleolar interna, la zona pretibial y la cara lateral externa de la pierna. El tamaño puede variar, no duele a excepción de que esté infectada, suele suceder cuando se desgasta el sistema circulatorio venoso y su tiempo de curación puede ser entre 1 mes y 1 año.

Úlcera arterial

La úlcera arterial es aquella que surge cuando hay una disminución de aporte sanguíneo en la zona perjudicada y tiene una evolución crónica que es muy difícil de curar con un riesgo de infección muy elevado. Este tipo de úlcera se puede hallar en las partes del cuerpo alejadas del centro, en la cara anteroexterna de la pierna y en puntos de mucha presión como la planta de los pies, los talones, las cabezas de metatarsianos, etc.

Úlcera péptica

La úlcera péptica se define como una herida abierta que se produce en la cobertura interna del estómago (úlcera gástrica) y en la parte más arriba del intestino delgado (úlcera duodenal). Este tipo de úlcera provoca mucho dolor de estómago y la causa más frecuente es la bacteria microaerófila y gramnegativa llamada Helicobacter pylori.

Úlcera oncológica

La úlcera oncológica es un efecto secundario de una persona que padece una enfermedad oncológica y también puede aparecer cuando está en tratamiento como la quimioterapia. Se caracteriza por crecer en horizontal de forma rápida pero no en profundidad, además no suele doler.

Para que el afectado no tenga tantas molestias por la úlcera oncológica se realiza una higiene profunda en la úlcera con suero salino y se cuida la piel con geles hidratantes.

Úlcera diabética

La úlcera diabética como su propio nombre indica es aquella que surge en personas con niveles de glucosa muy elevados.

Generalmente aparece en la base del pie y eso hace que sea complicada de curar, además peligra si este tipo de úlcera llega a tocar el hueso al traspasar algunas capas de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *