Tipos de fecundación

La biología es la ciencia que estudia los procesos naturales​ de los organismos, además del origen, la evolución y las características de los mismos, los cuales interactúan entre sí y también con el entorno con el objetivo de comprender las causas del comportamiento. Uno de los conceptos que se trata en esta ciencia es la fecundación, es decir, el proceso en el que un gameto masculino (espermatozoide) y otro femenino (óvulo) se unen para forma un nuevo individuo conocido como cigoto.

En este proceso hay 3 etapas según cual sea el grado de penetración del espermatozoide para que haya una fertilización:

  • 1ª fase: penetración de la corona radiada.
  • 2ª fase: penetración de la zona pelúcida.
  • 3ª fase: penetración de la membrana plasmática del ovocito.

¿Quieres conocer los tipos de fecundación? ¡No te detengas aquí!

La fecundación es la unión del espermatozoide con un ovocito secundario

Autofecundación

La autofecundación sucede cuando un solo individuo es capaz de producir gametos femeninos y masculinos, los cuales posteriormente se fusionan. A este tipo de individuo se le conoce como hemafrodita y es muy habitual que sucede en las plantas, teniendo como beneficio que, en entornos en los que no hay muchas parejas sexuales, la reproducción se sigua realizando.

No obstante, muchos seres vivos que son hemafroditas no se autofecundan, por ejemplo, ciertos caracoles y lombrices, ya que necesitan a una pareja para la fecundación.

Fecundación cruzada

La fecundación cruzada es la que se da cuando en una misma especie animal o vegetal las células reproductoras vienen de individuos diferentes. Se recombina material genético de dos individuos, madre y padre, lo que asegura la variabilidad genética en la población sin que haya algún tipo de enfermedad o desventaja genética.

En animales acuáticos

Lo que sucede si ambos animales son acuáticos es que el macho y la hembra liberan sus células sexuales en el agua y se fecundan fuera de sus cuerpos. Esto quiere decir que el óvulo y el espermatozoide se unen sin tener contacto directo entre los progenitores.

Lo bueno es que el agua favorece la subsistencia de los gametos y, sobre todo, el desplazamiento de la célula reproductora masculina: el espermatozoide. Hay un problema y surge porque los gametos son más irascibles a los cambios de temperatura, al pH y a los depredadores, lo que conlleva a que la supervivencia sea baja. Por esta razón se liberan cantidad de gametos en el momento de la reproducción, lo que permite una mayor posibilidad de formar un individuo.

En animales terrestres

La reproducción en animales terrestres se origina dentro del individuo que está preparado para dicho proceso, por lo que se conoce como interna.

En la mayoría de las especies el proceso es el mismo, es decir, el aparato reproductor masculino se introduce en el femenino a través de la cópula. En este proceso es cuando los espermatozoides buscan un óvulo al desplazarse hacia los oviductos.

Generalmente, en este tupo de fecundación, la supervivencia de los gametos es mayor, ya que se encuentra resguardado dentro de uno de los progenitores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *