Tipos de empresas

A menudo la creación o formación de empresas tiene que ver con la necesidad que hay de cubrir un grupo de productos o servicios, siempre que sea rentable y se obtengan beneficios, y para ello es necesario conseguir ciertos recursos logísticos y económicos. Pero, ¿a qué consideramos una empresa? Es una unidad socioeconómica integrada por elementos materiales, técnicos y humanos con el objetivo de producir o prestar bienes o servicios.

Para lograr esto es importante usar todos y cada uno de los recursos que están al alcance, y así convertir la materia prima, es decir, el primer eslabón de una cadena de fabricación, en un bien o servicio que es necesario para la sociedad y para el mercado de la oferta y la demanda.

Leer más

Tipos de emprendedores

El término emprendedor tiene origen en el siglo XVIII, en los albores del capitalismo industrial, y fue Richard Cantillon, un prestigioso economista, banquero y especulador, quien lo usó en su ensayo sobre la naturaleza del comercio en general considerado “la cuna de la economía política”. Este concepto se define como un individuo que tiene la capacidad de diseñar, lanzar y poner en funcionamiento un negocio organizando una serie de recursos, ​​siempre teniendo como base la innovación.

El modelo que tiene de actuar un emprendedor es la siguiente:

  • Encontrar nuevas oportunidades estudiando y analizando detalladamente el mercado y al público objetivo.
  • Agrupar ciertos recursos, ya sean tecnológicos, humanos y/o financieros.
  • Poner en marcha el negocio con precisión y responsabilidad, teniendo en mente conceptos como la originalidad y la innovación.

Leer más

Tipos de sistemas de información

Cuando se habla de un sistema de información se hace referencia a una agrupación ordenada y coherente de mecanismos que tienen como objetivo principal administrar toda la información necesaria para que más adelante se puedan recuperar y procesar de forma sencilla. Está formado por recursos (humanos e informáticos) que están conectados entre sí para obtener información personal, procesar estadísticas y organizar archivos, entre otras opciones.

Los sistemas de información se caracterizan por tener un buen diseño pero que a su vez sea muy sencillo de utilizar, mantenimiento automático de los registros, apoyo a la hora de tomar decisiones muy concretas y mantenimiento del anonimato de los datos recopilados.

Leer más