Tipos de organizaciones

Las organizaciones se conocen como las entidades que son formadas por varios individuos que poseen unos intereses y valores muy parecidos y que tienen un objetivo en común para alcanzar a través de la misma, más o menos planeados y sistematizados. Es fundamental que todas las organizaciones dispongan de ciertos recursos que son necesarios para alcanzar los objetivos planeados de una forma totalmente plena, por ejemplo, los humanos, económicos y tecnológicos.

Una de las mayores características de las organizaciones es el orden, ya que los miembros que las componen tienen que cumplir con una jerarquía, siempre estableciendo unas normas y reglas para crear un buen ambiente entre los empleados y también con la labor de cada uno.

Sigue leyendo para conocer cuáles son los tipos de organizaciones.

Las organizaciones son estructuras administrativas para lograr ciertos objetivos

Tipos de organizaciones según sus fines

Con fines de lucro

Las organizaciones con fines de lucro se centran en lograr una determinada ganancia para distribuir entre los dueños de la empresa. Por lo tanto, la premisa en cuestión es que los beneficios superen a los costos a costa de lograr una ganancia neta.

Sin fines de lucro

as organizaciones sin fines de lucro son las que se caracterizan por tener como objetivo principal la realización de algún tipo de finalidad social sin la necesidad de obtener una ganancia por ello. En caso de obtener algún beneficio por ello, lo ideal es volver a usarlo para poder cumplir las misiones que tienen designadas.

Tipos de organizaciones según su formalidad

Formales

Las organizaciones formales están muy bien estructuradas y los empleados saben perfectamente cuáles son sus tareas, además de tener en cuenta las actividades corporativas, los departamentos, los roles y la estructura jerárquica. Las estructuras y directrices son estáticas, las planifican los administradores y se muestran de forma estructurada y coherente en los documentos y organigramas.

Informales

Las organizaciones informales tienen una dinámica más flexible y eso hace que la interacción entre los empleados sea mucho más fluida y cercana. Sus miembros suelen ser jóvenes creativos que toman parámetros y referencias de las formales para adaptarlas a su modo de trabajo y sus necesidades.

Tipos de organizaciones según su grado de centralización

Centralizadas

Las organizaciones centralizadas hacen referencia a aquellas en las que la información más importante está reservada para los gerentes. Por eso se dice que poseen enfoques autócratas, ya que el nivel superior es el que tiene todo el poder, mientras que los empleados con rangos inferiores tienen tareas de “menor importancia”. Son sistemas muy antiguos, pero que todavía tiene algún que otro beneficio como que las políticas y las finalidades sean muy claras.

Descentralizadas

En las organizaciones descentralizadas las autoridades optan por delegar en todos los niveles de gestión la toma de decisiones con el objetivo de ejecutar acciones con mayor rapidez a la hora de resolver problemas.

Cabe señalar que la descentralización va ligada a las empresas que funcionan en ambiente complejos e imposibles de predecir. Esto quiere decir que aquellas que observan que el trabajo es muy intenso, descentralizan para obtener una capacidad de respuesta más veloz y creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *